23 de enero de 2018

CALEIDOSCOPOEMAS 3

Toda la noche con pesadillas.
Me perseguian perros y me iban a devorar...
Un rato más tarde me caía de un tren en el que iba en 1930 por USA.
En plena depresión económica.
Estaba en un vagón de mercancías vacío junto a otros miserables como yo.
Yo tocaba el banjo y cantaba canciones para poder comer.
Los otros miserables me sonreían con sus bocas desdentadas
y cuando yo no miraba hablaban en voz baja para robarme el banjo.
Despúes y ya en la actualidad
un monstruo hijoputa me rompía el vidrio del kindle.
Me he despertado con un tremendo desasosiego.
El kindle estaba intacto.
Del monstruo ni rastro.
Suspiro de alivio.
Después he vuelto a dormirme.
Y he dormido un par de horas como cuando era niño.
Me parece que de niño tenía un muñeco que se llamaba Pepito.
El muñeco dormía conmmigo.
El lector que se ría se va a llevar una colleja: avisados estáis.
Bueno, pues creo que Pepito ha venido del mundo de los juguetes muertos
y me ha cantado una nana mágica o algo así que me ha sentado muy bien.
O quizá no era Pepito, quizás era el hada de los kindles asustados.
Pero si hubiera venido el hada lo recordaría porque la cama estaría muy revuelta.
:)
:)
:)
Da igual.
Nada más despertarme he ido a nadar.
La piscina está llena de diablos y diablas.
Pero hoy se portan bien.
He tenido un carril para mí solo
y no he tenido que recurrir a los manotazos ahuyentadores.
Después ducha, desayuno y a la calle
Nada más salir de casa he visto a Émile Zola.
Estaba de incógnito.
Leía un periódico sentado en un banco.
Gafas oscuras.
Una gabardina tristemente ajada y sucia.
Lo he reconocido al instante.
Hemos estado hablando de toda su obra.
Especialmente de Germinal.
Me dice que hoy es todavía peor.
Que no sabe cómo aguanta la gente.
Le digo que la gente está castrada mentalmente.
Que la televisión les chupa las neuronas.
Que son vegetales.
Dice que no hay futuro entonces.
Le digo que sí, que no hay futuro.
Después hemos vuelto a sus novelas.
Le he regalado unos consejos para que las mejore.
Yo ya sospechaba que no estaba muerto.
No te puedes fiar de la wikipedia
ni de los registros civiles de ningún país.
Le he dado diez euros para un café y un croissant.
Se ha emocionado... me quería firmar un autógrafo
pero claro, quizá debería firmárselo yo...
no he dicho nada... mi maravillosa humildad es legendaria.
Después cuando llegaba al trabajo he visto a Marilyn Monroe.
Me reafirmo: los registros civiles son un puto timo.
También estaba de incógnito, hacía ver que esperaba el autobús.
Me he quedado un rato haciéndole compañía.
Para su tranquilidad le he hecho la señal secreta de los inmortales:
he doblado la rodilla izquierda cinco veces hacía arriba
mientras giraba el codo derecho en dirección al centro del ecuador.
Se ha tranquilizado al momento.
Y me ha dado los cinco besos de rigor.
Me ha confesado que está pasando graves apuros económicos.
Que se cambió el nombre artístico por el de Petra Smirnoff
pero que no llaman para hacer películas, que se han olvidado de ella.
Quizá tenga algo que ver esa botella de vodka que asoma de su bolso...
La he dejado allí porque llegaba tarde al trabajo, se ha emocionado al despedirse.
En el trabajo nada fuera de lo normal
traen los muertos del cementerio y lo de siempre:
lavarlos, desinfectarlos, resucitarlos, cambiarles la memoria
y dejarlos vestidos y alimentados
para que por la noche los carguen en los camiones 
y los repartan siguiendo las instrucciones del gobierno por las calles oscuras de la ciudad.

22 de enero de 2018

LAS PUERTAS DE LA ILUSIÓN

A veces
a los de clase baja
se les abren
las puertas de la ilusión.
Y las cruzan.
Y durante unos días
parece que tocaran el cielo:
anhelan
suspiran
y sueñan
con labrarse un futuro
en el mundo de los que mandan.
Y día tras día
celebran incrédulos
con los suyos
el gran triunfo inesperado.
Pero va pasando el tiempo
y se desvanece el espejismo.
Los que mandan se cansan del pobre.
Los que mandan se aburren con él.
Los que mandan necesitan otro payaso.
Y un día imprevisto
aprovechando cualquier excusa
le dan una patada devastadora en el alma
y destrozado de por vida
lo devuelven para siempre con los de su clase.

21 de enero de 2018

OLAS TRAVIESAS

Las olas
bailan
corren
y saltan.
Están felices.
Sal, luz y color.
En pleno invierno
de repente es verano.
Hace calor.
Y las olas traviesas
juegan entre risas y sol.

20 de enero de 2018

UNA FLOR DE CARNE Y HUESO

Imagino una flor.
Con latidos.
Con pasión.
Una flor de carne y hueso.
Y le pongo nombre.
La beso.
La guardo en el corazón.
Me levanto.
Me voy.
A donde sea.
Me voy silbando.
Silbando una canción de amor.

19 de enero de 2018

CALEIDOSCOPOEMAS 2

Esta tarde
el viento está triste
lo he notado al rozarlo
nadie lo quiere
yo tampoco
y el pobre viento
no tiene psiquiatra
donde poder dejar de soplar.
Se apaga mi semana
entre pena y melancolía
no sé...
hay algo en el futuro
que no pinta bien
hay algo en el futuro
que me quiere decir algo
y no sabe cómo hacerlo.
Yo tuve una medio novia
a los quince años
un sábado por la tarde
me invitó a cazar lagartijas
para un trabajo de ciencias...
todavía no me he recuperado
de esa jornada "tan dulce y romántica".
Ahora mismo no tengo claro
si soy yo el que escribo
o alguno de los locos que me habitan
les he preguntado
y resulta que hoy no escribo yo
hoy escribe un tal Mike
un personaje de un libro que leí
hace muchos años: Avenida del Parque, 79
un personaje que me cautivó
y que hoy se ha hecho cargo de mí
con ese Mike debería ajustar cuentas
por culpa suya estudié lo que no debía
y por si eso fuera poco
ahora me utiliza para escribir sus desvaríos.
A veces me dejo llevar por la imaginación
y fabulo historias llenas de luz y alegrías
son historias que empiezan bien y acaban mal.
Exactamente igual que ocurre en la vida.
Hay un silencio ahora mismo
que haría llorar a las estatuas
quizá yo soy también una estatua
una estatua de sal, desafío, locura, desamparo y olvido.
Dónde estarán todos los que fui?
Dónde fueron a parar aquellas risas?
Dónde acabarían tantos planes e ilusiones?
No hay respuesta.
Pienso en todos los amigos que tuve.
En todos los amigos que acabó devorando el tiempo.
Ya no están.
Ya no son.
Se me está llenando la vida de ausencias y muertos.
Nada que decir.
Nada que hacer.
Nada que esperar.
Silencio, mucho silencio, silencio malo, silencio frío, silencio perpetuo.

18 de enero de 2018

CÁRCEL

La cárcel
de mi condena
tiene barrotes de aire
un patio desierto
y mi alegría reclusa.

17 de enero de 2018

CALEIDOSCOPOEMAS 1

En el sueño de mis latidos
ahora mismo
una perra está ladrando a la luna
la ciudad es Tánger
y eso está ocurriendo
aunque yo jamás haya estado.
Veo un partido de la NBA
cuando acaba
apago la tele
de un gran salto...
no oigo aplausos
ni tampoco nadie corea mi nombre...
no quiero saber nada más de ellos
acaban de perder la gran esperanza blanca.
La cola
de la cajera hermosa
da tres vueltas al supermercado
no me importa
ya que ella da muy bien el cambio.
Beatriz ....... ..........
salvó la vida
la de sus hijos
y todos los futuros
gracias a quien nombrar no debo.
Vinagre
agua
una ventana
mis ojos tristes
una gran nada
por la que la vida se escapa.
Iré ahora al mar
a ver si por fin
aparece alguna sirena.
Estoy ahí escarbando en la arena
junto a mi amigo del alma
en la víspera de reyes
éramos dos proyectos de nada
y me temo que a eso hemos llegado.
Te leo
me lees
y ya está...
dos tontos en apuros.
He salvado algunas vidas
quizá por eso aún no he muerto.
Aprender a bailar con una coja
te hace cojear el resto de tu vida.
Podría pasar el resto de mis días
en el museo Picasso de Barcelona
además de que me gustan las exposiciones
las turistas que lo visitan son elegantes y guapas.
Llegará un día en que moriré de repente
lo sé
lo he visto
en los posos del café
que se ha tomado hace un rato
el difunto imprudente y descuidado que me está mirando.

16 de enero de 2018

GUAYKU 24

Hola blogueros
el guayku os desea
un muy buen día.

15 de enero de 2018

EL MUNDO DE LOS POETAS LOCOS

Despierta el tiempo
que yacía enterrado
en la tumba del dolor.
Me vienen a ver los muertos
y también los vivos que me olvidaron.
Ahora están a mi alrededor.
Los siento mientras escribo este poema.
Los muertos lloran su definitivo adiós.
Los vivos caminan por laberintos sin salida.
No puedo hablar con ellos.
Me miran.
Los miro.
Pero no sucede nada.
Estamos mudos, ciegos, sordos...
Son mundos imposibles que jamás se comunican.
Mundos de vivos.
Mundos de muertos.
Ya no sufro por el dolor desenterrado.
Lo acepto y cargo con él por los caminos de los días.
A veces un recuerdo me atraviesa el corazón
y por unos instantes me dejaría abrazar 
por los latidos de la más emotiva de las memorias.
Pero me rehago rápido.
No quiero sucumbir.
Ahora soy más fuerte.
Ahora muero y resucito con una facilidad sorprendente.
Será que pronto voy a cambiar de mundo.
No sé si al de los vivos olvidados.
No sé si al de los muertos.
O quizás al de los poetas locos que siempre están solos.

14 de enero de 2018

HACIENDO PLANES

Domingo.
Recién amanecido.
Las calles vacías.
El cielo parece amable.
Las horas aún con celofán.
Hago planes.
Que si esto.
Que si lo otro.
Todo es muy aburrido.
Qué desastre una vez más.

13 de enero de 2018

CONCIERTO DE ROCK

El concierto de rock
entusiasmó a los miles
de futuros cadáveres
que bailaron sin parar.

12 de enero de 2018

ESTE NO ES UN BUEN SITIO

Este no es un buen sitio
para los que no soportan lo incorrecto.
Yo les aconsejo que no vengan.
Lo van a pasar mal.
Lo van a pasar fatal.
Aquí el corazón no está amordazado.
Aquí las palabras no necesitan coartada.
Van de los latidos a la pantalla
cantando a pleno pulmón el himno de la libertad.
Aquí las palabras juegan, sufren, lloran, ríen y bailan.
A veces gustan.
A veces duelen.
A veces arañan.
Pero siempre son libres.
No les pido explicaciones.
Disfruto viendo como sueñan.
Disfruto viendo como cantan.
Me emocionan tanto
que de vez en cuando
no me puedo aguantar
y les doy un beso agradecido
y les animo a que sean siempre libres y valientes.
Este no es un buen sitio para los de las palabras falsas.

11 de enero de 2018

ABUELOS

Los abuelos
también son unos falsos.
Lo que ocurre
es que dan mucha pena
porque pronto van a morir.

10 de enero de 2018

SALE EL SOL

Sale el sol
en mi pozo
cuando te leo.

9 de enero de 2018

LYNCH 6

El enano favorito de David Lynch sigue vivo.
Han muerto sus padres
sus abuelos, sus mujeres
sus hermanos, sus hijos, sus nietos.
Y él sigue igual de joven que siempre.
Da igual la película que la serie.
Sale en todas.
Tiene mil papeles.
Se transforma en diferentes enanos.
Se cambia la cara.
Se cambia la estatura.
Es el puto camaleón del séptimo arte.
Es incombustible.
Y también un monstruo.
Todos sus familiares se suicidaron.
Y a nadie le extrañó.
Diferente suerte tuvieron sus amantes.
Tuvo siete.
Siete enanas prodigiosas.
Pacientes, dulces, románticas, sufridoras.
Pero el enano es insoportable.
Todas acabaron despechadas
llorando en carromatos desvencijados
de circos infames
que se arrastran a duras penas
por diversos condados del estado mormón.
Cinco de ellas tienen grave dependencia alcohólica.
Las otras dos están idas y hablan con los muertos.
El enano ya las olvidó.
Si le preguntaran por sus nombres
abriría su boca de rape enfermo
y dejaría resbalar un chorro de sangre
antes de ponerse a reír escandalosamente.
El enano vive parapetado tras una cortina roja.
Y hace lo que le da la gana.
Cuando un personaje no le gusta lo mata de un susto.
De hecho ha matado miles de espectadores
simplemente apareciendo en la pantalla sin decir nada
pero eso es uno de los secretos mejor guardados del mundo.
El enano es un problema para el director.
Y para la productora.
Es una amenaza constante y han decidido liquidarlo
antes de que el maldito enano acabe con el séptimo arte.
La decisión está tomada.
Y es irreversible.
En el próximo episodio David Lynch
casará al enano en Las Vegas con Donald Trump.
Y no hay enano en el universo entero que logre sobrevivir a eso.