24 de abril de 2018

GRIETAS

Grietas.
Por todas partes.
Cada vez más profundas.
Cada vez más preocupantes.

23 de abril de 2018

AQUELLA ROSA

Aquella rosa
que tantas vueltas dio
aquella rosa
en mi mano adolescente
aquella rosa
que suspiraba de pasión
aquella rosa
que te amaba locamente
aquella rosa
que todavía me emociona hoy.

22 de abril de 2018

EN LA SENCILLEZ DE LAS COSAS

Aquí están las primeras horas del día.
Serenata silenciosa de paz y armonía.
Como si fuera un milagro
un abrazo de luz aparece por el este.
El mundo da vueltas ciego y mudo
pero hay oasis escondidos en el tiempo
donde es posible acariciar un trozo de vida.
Es momento de cielo y olvido.
De pájaros que anuncian la llegada del sol.
En la sencillez de las cosas
es donde cada vez me encuentro más a gusto.
Un buen libro.
Unas palabras que conmueven y besan.
Un paseo por los confines de sueños y deseos.
Una locura de miel que palpita en el corazón.
Un tiempo que a veces parece querer reconciliarse.

20 de abril de 2018

HUÉRFANO DEL UNIVERSO

De repente
el día se resquebraja
y llueven latidos negros
sobre un horizonte ya cansado.
Huérfano del universo.
Niño eterno y perdido.
Toda la vida
a merced del destino
y de un alma rota y malherida.
No debí nacer.
Mejor  haber sido nube o estrella.
El niño que fui y yo
hace mucho tiempo
que sobrevivimos a los días
abrazados a la fría nada
en el interior de mis poemas.
Pero no hay paz que dure.
Trampas y fieras en todas partes.
Vivir en esta selva da miedo.
El mundo es un lugar muy peligroso.

19 de abril de 2018

EL JILGUERO DECAPITADO

Decapitado el jilguero
los trinos sangran mudos.
Dicen que es primavera.
No.
Es muerte que se acerca.
Oh ciegos!!!
Cualquier día de estos
gente a la que no le importáis
bailará sobre vuestras tumbas.
Después regalarán vuestra ropa.
Se quedarán lo valioso.
Y se olvidarán rápido de vosotros.
El jilguero no resucitará.
Su cabeza será devorada por insectos.
Y vosotros...
no podréis verlo
porque estaréis definitivamente muertos.
Antes de eso llegará la locura.
Sigilosa.
Pero absolutamente eficaz.
Os atrapará entre sus fauces hambrientas.
Dejaréis de entender la mayoría de las cosas.
Y la vida os dará la espalda.
Un día os miraréis en el espejo de la nada
y un reflejo mortal brotará en vuestra mirada.
Ese día os sentaréis abatidos en una silla
y la silla, amargada, querrá pegarse un tiro.
Adiós por si acaso antes de que llegue el último día.

18 de abril de 2018

CALEIDOSCOPOEMAS 20

Ha venido el Señor Polen
y se ha apoderado de la ciudad.
Abril y mayo son meses de alergias
en esta Barcelona donde todo lo pillo.
Pero no pasa nada...
atchíssssssssssssssssssssssssss
porque la primavera es tannnnn bonitaaaaaaaaa...
Eso dicen los listos.
Y yo siempre digo que la primavera está sobrevalorada.
Año tras año.
Y nunca me hacen caso.
Pues nada, a disfrutar del polen, de los bichos y del tiempo loco.
Ommmmmmmmmmmmmmmmmmm (modo calmándome).
También es tiempo de poemas de hormonas delirantes:
Mi beso en tu cuello
y en tu boca
a la luz de la luna
no me importa
que seas fea 
ni tampoco caballuna.
Gracias, gracias, gracias....  sí, la envidia de todos los poetas.
Algo he de reconocerle a la primavera.
Las mujeres me parecen más hermosas.
Se han quitado los abrigos, los plumones y los chaquetones.
Y de repente aparecen las curvas y los escotes...
:)
:)
:)
Además este año han crecido todas un palmo.
Bueno, no exactamente, son los zapatones de Frankenstein que llevan.
Las estilizan, y lo único malo es que si se caen de los zapatos, se matan.
No sé si lo que acabo de escribir es políticamente correcto.
Igual no.
Igual me encarcelan por delito de odio o malversación de neuronas.
Es que en este país puede pasar de todo.
Aunque no a todo el mundo.
Por ejemplo si eres un fascista no entras en la cárcel ni queriendo.
O si te casas con alguien de sangre azul ya te lo arreglan un poquito.
Ahora... como seas un desgraciado o un rojo no te libra ni Dios.
En fin... es lo que hay...
Ya empiezo a pensar en las vacaciones.
No sé dónde me gustaría ir para pasarlo mal y aburrirme sin descanso.
Playa, no.
Tengo alergia al sol y a las aglomeraciones de energúmenos.
Montaña, puede.
Aunque no demasiado lejos de la montaña que me gusta
hay un oso criminal que está matando yeguas y otros animales
y claro... lo de Toro Salvaje es un nick eh...
o sea que si aparece el oso estoy kaput nada más verlo.
Yo no moriría por culpa de su ataque, yo moriría de un infarto al verlo...
Cruceros, no, lo único de provecho que podría hacer es hundirlos
y librar a la humanidad de unos cuantos miles de chiflados pretenciosos.
Viaje organizado, tampoco, porque claro, me molestan todos los demás
y no sé si alguna agencia organizaría un autocar para mí solo y con un guía paciente.
Visitar ciudades europeas, no sé... ya conozco muchas...
y con la globalización todas parecen ya la misma ciudad, un aburrimiento.
No tienen buena pinta mis vacaciones, no...
Quizá debería quedarme en mi barrio aprovechando que el Señor Polen ya no estará.
Y leer muchos libros.
Libros buenos (ahora estoy releyendo Crímen y Castigo de Dostoyevski)
y que gozada es leer buena literatura, ha habido pocos escritores tan buenos como él.
Podría también escribir poemas sentado en un banco de la rambla.
Poemas con puntuación.
Me explico, pasa una turista de 10, escribo un poema de 10 versos.
Por ejemplo:
Mágica teutona (no tetona)
que acaricias con tu caminar
las enamoradas baldosas
dedícame una mirada de amor
antes de que el desaliento
de las horas que me acompañan
me haga sucumbir
en el pozo de los días arañados
por una soledad inmensa
que amenaza con hacerme lágrima.
Y ya está el poema.
Pasa una turista de 1, escribo un poema de 1 verso.
Oh griega fea!!!
Y ya está el poema.
No sé... creo que Justiniano se está apoderando del teclado sin que yo me dé cuenta.
Voy a ajustar las cuentas con él porque su actitud me parece intolerable.
O quizá mejor no le digo nada y me voy de vacaciones con él a reírme del mundo entero.

17 de abril de 2018

TODO ESTÁ PERDIDO

Todo está perdido.
La gente tiene miedo
y tiembla ante los poderosos.
Les roban y no pasa nada.
Les mienten y no pasa nada.
Les engañan y no pasa nada.
Callan.
Y obedecen.
A veces se quejan un poco.
Básicamente para disimular
y quedar bien con otros cagones.
Después se olvidan
y con una botella de vino
ríen como descerebrados
y hasta dan palmas de alegría.
No vale la pena ni un verso más.
Merecen el país basura que tienen.
Deberían regalarles a todos
un máster en vergonzosa cobardía.

16 de abril de 2018

UNA ROSA

Yo tenía una rosa.
Una rosa de amor.
Ahora tengo un vacío.
Un vacío en el corazón.

15 de abril de 2018

UNA OLA COQUETA

Esta tarde
me he enamorado
de una ola preciosa.
Tiene los ojos azules
y la piel blanca como la nieve.
Le he preguntado su nombre
cuando me ha rozado al llegar.
Se llama Mar
y ríe de forma escandalosa.
Le he pedido el teléfono.
Y la muy coqueta
me ha mirado a los ojos
y antes de dar media vuelta
para alejarse de la orilla
se ha reído y me ha dicho que no.

14 de abril de 2018

POBRES ESTRELLAS

Pobres estrellas...
Perdidas
en la inmensidad
del universo.
Solas y cansadas.
Sin nadie
que las abrace.
Y cada noche
han de salir
para que continúe
el maravilloso espectáculo.

13 de abril de 2018

SOBREVIVIENDO

He sido tenaz
en la deconstrucción de mi vida.
Eficaz y meticuloso.
Ya no queda nadie
al otro lado
de mis fronteras.
Ni amigos.
Ni enemigos.
Un silencio fantasmal
es el himno de cada día.
Y la bandera del olvido
ondea en cada una de mis horas.
De vez en cuando
me llegan las palabras
de alguien que se ha despistado
y no ha visto las señales de peligro
que destellan alrededor de mi noche eterna.
Le respondo cualquier ocurrencia
para alejarlo de mi realidad
y me escabullo veloz entre la niebla.
No espero nada bueno de los humanos.
Detrás de cada mirada hay un monstruo escondido.

12 de abril de 2018

UN MUNDO LOCO

El mundo
está lleno de locos.
Todos muy formalitos.
En casa.
En la calle.
Paseando.
Solos.
En parejas.
En familias.
Entrando en las tiendas.
Mirando escaparates.
Comprando.
Hablando.
Sentados en una terraza.
Consultando su teléfono.
Fumando.
Disimulando...
Por fuera parecen cuerdos.
Y muy responsables.
Pero están absolutamente locos.
Hagan la prueba.
Acérquense a cualquiera de ellos
y estiren bien fuerte de sus dos orejas.
Ya verán lo locos que se ponen por nada.

11 de abril de 2018

UNA SUCIA FARSA

Toda mi vida
creyendo en la ley.
Y no hay ley.
He sido un iluso.
Todo es
una sucia farsa
y una gran mentira.
La ley
jamás ha regido
la vida de los simios.

10 de abril de 2018

SOSPECHAS PREOCUPANTES

Los sitios que conocí ya no existen.
Todo es diferente.
No tengo recuerdos de lo nuevo.
La gente no se acuerda de mí.
El viento me roza y no me saluda.
La lluvia no me acaricia como antes.
Tengo sospechas preocupantes.
Voy por las calles de mi barrio
y a veces creo estar en París, Londres o Roma.
Las conversaciones que oigo son en mil idiomas.
Los taxistas son pakis o chinos.
En eso la cosa ha mejorado muchísimo.
Las noches son trampas de luz y plástico.
En los antros nocturnos
hay cola en los lavabos
para irse por unas horas de la tierra.
Yo no tomo drogas.
Pero empiezo a ver cosas muy raras.
La gente entra triste al lavabo y sale contenta.
No hay que ser muy listo...
Los camareros parecen fantasmas
de un universo que se ha caído del tiempo.
Me sirven whisky luciendo sonrisas descosidas.
No digo nada.
A veces pienso que los camareros son de trapo
y que en cualquier momento
se encenderán las luces y el público aplaudirá.
Pero eso jamás ocurre.
El espejo se ha cansado de mí
y hay días en que no le da la gana de reflejarme.
O me miro y no me encuentro.
Y luego oigo reír al espejo.
Está loco.
O estoy loco yo?
Los sitios que frecuento callan cuando llego.
Incluso hay días
en que las paredes
se apartan a mi paso.
Como si yo les diera algo de miedo.
Cuando camino las baldosas cuchichean.
Y algunas me señalan con descaro.
Y lo peor de todo.
Mi sombra hace mucho que ha desaparecido.
Será que nadie se atreve a decírmelo?
No me extrañaria
que un día de estos
rebuscando entre los papeles
encontrara traspapelado el certificado de mi muerte.

9 de abril de 2018

POESÍA LOCA 8

Otra vez
bailan mis latidos.
Tienen vida propia.
Están hechizados.
Silban.
Eufóricos.
Ilusionados.
Parecen tontos.
Mira que les digo
que dejen de soñar.
Que se llevarán un chasco.
No me hacen ni caso.
Me miran
me sacan la lengua
y tras un largo suspiro
ponen los ojos en blanco.
Y es que cada vez
que piensan en ella
los latidos travoltas
mueven sus caderas
en mi corazón
y empiezan a hacer el pavo.