18 de febrero de 2018

CALEIDOSCOPOEMAS 9

No me engaño.
Esto tiene pinta de acabar muy mal.
Naufragué hace ya bastante
y jamás encontraré un puerto amable
donde la vida me rescate.
Es lo que hay.
Pero estad tranquilos.
No os preocupéis.
Nada de lástima.
Ni de compasión.
LO ACEPTO!!!
No recurráis a las frases socorridas
para decir en este tipo de situaciones
y quitarse (nunca mejor dicho) el muerto de encima.
Conmigo no sirven.
Es faltarme al respeto.
ACEPTO MI FRACASO.
Y punto.
Incluso puedo detallarlo.
Minuciosamente.
Un día un golpe inesperado.
Todos tus esquemas se tambalean.
Resistes.
Luchas.
Sobrevives
Pero acabas perdiendo terreno.
Primero de forma imperceptible.
Después a gran velocidad.
Y vas desapareciendo.
De todos los escenarios.
De las agendas.
De los futuros.
De los recuerdos.
De las llamadas.
Del mundo que parece vivo.
Y te conviertes en un zombi invisible
que pasa por los días sin dejar rastro.
Y no hay más.
Lo tomas o lo dejas.
Parece ser que todo esto
es lo que piensa ofrecerme la vida.
Un timo!!!
Estudia.
Trabaja.
Esfuérzate...
Y al final el gran premio: UNA MONSTRUOSA NADA.
Ya está. No insisto más.
Aceptación... Aceptación... Aceptación...
El Aquí y el Ahora... OMMMMMMMMMMMMMMMM!!!
No pensar en el pasado.
No pensar en el futuro.
Solamente el Aquí y el Ahora!!!
Pues no!!!
Pensad.
Pensad.
Pensad.
Mira que hay que ser idiota...
Cuando a uno le dicen lo del Aquí y el Ahora
es que suele estar pasando momentos difíciles.
Y su Aquí y su Ahora suelen ser una gran mierda.
Pues nada, todos unidos:
Psiquiatras
Psicólogos
Coelhistas y bichos parecidos
Tontos de la autoayuda
Amigos
Conocidos
Familiares...
Todos lo mismo: piensa solamente
en el Aquí y en el Ahora, en el Aquí y en el Ahora.
No pienses en tu pasado.
No pienses en tu futuro.
O sea piensa en tu gran mierda de ahora.
Cuántos genios por todas partes...
Dicen eso y ya se les tranquilliza la conciencia
y al poco rato se olvidan del que lo está pasando mal.
Si algo he ido comprendiendo con el paso del tiempo
es el "Descansa en Paz" que figura en muchas lápidas.
Y tanto que descansan!!!
Y en paz!!!
Y sus Aquís y sus Ahoras son profundamente inalterables.
Recuerdo cuando hacía planes.
Yo iba a ser un gran abogado que salvaría a los inocentes
de las garras de las instituciones corruptas, perversas y sucias.
Casi acerté.
Sólo me equivoqué en lo que me afecta a mí.
O sea en lo básico.
En cambio en lo de las instituciones acerté de pleno.
Así eran.
Y así son.
Menos estudiar y más divertirse, reír, jugar, bailar...
Eso es lo que debería hacer todo el mundo.
Pero no.
Se llenan la vida con oposiciones, masters, doctorados 
(prostituidos y falseados la mayoría)
para ganarse un puesto en la fiesta inacabable de los corruptos.
Y año tras año se dejan la inocencia, la honradez y la dignidad.
Qué monstruosidad estamos haciendo con las generaciones futuras?
Copias de nosotros mismos para perpetuar este mundo basura?
En realidad la mayoría de la población debería estar incapacitada.
Votan a ladrones.
Esos ladrones ponen a sinvergüenzas en las instituciones.
Y roban,  mienten, falsean, y saquean hasta que son sustituidos por otros.
Es culpa de los ladrones?
Yo creo que no.
Ellos van a lo que van y si les votan pues se mueren de la risa.
Es culpa de quienes les votan?
Pues ya no lo sé.... empiezo a pensar que el cerebro humano no da para más.
A  un humano le pones un trapo y un himno y se vuelve loco.
Serían capaces de matar por el puto trapo.
Aunque estén en la más triste de las miserias.
De hecho esos son los más manipulables.
Claro... el trapo es lo único que tienen y la verdad, no parecen muy listos.
Cuando pienso en esto tengo serias sospechas sobre quién evolucionó.
Dicen que nosotros.
Yo creo que no.
Los que evolucionaron bien fueron los monos.
Apostaría que en algún momento de la evolución se coló un maldito virus
en el vulnerable cerebro de los humanos y de ahí tanta crueldad y monstruosidad.
En fin...
Domingo tarde.
Una semana que se acaba.
Mañana otra semana que empieza.
Nada por aquí.
Nada por allá.
Ni chistera, ni truco, ni mago, ni escenario, ni ayudanta con lentejuelas, ni ná de ná...
En la aburrida y entristecida vida de los zombis jamás de los jamases aparece la felicidad.

16 de febrero de 2018

JOYAS DE CARNE Y HUESO

Me gustan las mujeres
que hablan con palabras de melocotón.
Aunque me zarandeen.
Regalan palabras aterciopeladas
dejándolas caer como lluvia bendita.
Siempre que las escucho
me iluminan el alma
y revolucionan los latidos de mi corazón.
Y si me ponen en mi sitio
les doy las gracias por anticipado.
Mujeres que rompen el tiempo
y alimentan con besos el motor del mundo.
Mujeres de suspiros y caricias.
Dulces como sueños de azúcar y nata.
Listas y mágicas como enciclopedias de canela.
Valientes como diosas de todos los secretos.
Me gusta como caminan por la vida
cambiando el suelo por nubes de colores.
Mujeres que bailan en los corazones
de todos aquellos que las contemplan.
Mujeres que viven dentro de cofres.
Mujeres que ilusionan al viento cuando las toca.
Mujeres que caen y se levantan con una sonrisa.
Joyas de carne y hueso que deslumbran más que el sol.

15 de febrero de 2018

DERRUMBE DE EMOCIONES

Derrumbe de emociones
ante una playa que me acoge.
Lágrimas encerradas
tras mis ojos orgullosos.
Sol de tarde en la arena dormida.
La luz del sol palidece.
Igual que yo.
Ella mañana resucitará.
Yo no.
Tantos años aquí...
Mirando el horizonte imposible
desde un pasado que desapareció.
Los latidos del tiempo.
Buscando la salida
de un laberinto que nunca tiene fin.
Los latidos del eterno adiós.
Nada que hacer.
No hay consuelo para tanto dolor.
Me queda el nombre
unas cuantas olas compasivas
y un mar de poemas en el corazón.

14 de febrero de 2018

LLUVIA DE ROSAS

Por si acaso
he comprado
un ramo de rosas.
Nadie llama.
Nadie aparece
Nadie dice nada.
A la una...
A las dos...
A las tres...
Lluvia de rosas
en pleno invierno
arrojadas por la ventana.

MANICOMIO 128

Terremoto Crazy se ha enamorado
de la simpática Maribel
una loca delgadísima
que ingresó anoche en el manicomio
y hoy la ha sorprendido
llevándole el desayuno a su habitación
para compartirlo románticamente:
una cocacola caliente de dos litros
un batido de cabezas de gato
dos gallinas hervidas sin desplumar
una tortilla gigante de ratas malolientes
y unos pastelitos rellenos de cucarachas.

13 de febrero de 2018

SILENCIOS Y SOMBRAS

Camino a lo largo
de un angosto pasillo.
Un pasillo gris.
Un pasillo interminable.
Todas las puertas están cerradas.
Y tras cada puerta no hay nadie.
Mis pasos resuenan ciegos
sobre las viejas baldosas del tiempo.
Camino sin esperanza.
Camino hacia ninguna parte.
El paisaje son silencios y sombras.
Las horas me contemplan sin interés.
No hay nada atrás.
No hay nada delante.
De vez en cuando un delirio.
De vez en cuando un espejismo.
Después la nada otra vez.
Camino por instinto.
Camino sin latidos.
Camino arrastrando mi soledad
por la senda de los muertos caminantes.

12 de febrero de 2018

CALEIDOSCOPOEMAS 8

El Bronx en la novela que estoy leyendo.
Te matan por nada.
Los hispanos y los negros están mal vistos.
Y ahora con Trump no quiero ni pensarlo.
Lo peor de lo peor.
Si tu apellido acaba en vocal estás jodido de entrada.
Si acaba en consonante te mirarán mejor.
Pero como huelas a hispano te vas a enterar...
El sistema también está podrido.
Fiscales mierdas. Jueces mierdas.
Y la policía de Nueva York corrompida hasta el tuétano.
De hecho dos novelas seguidas así.
Menos mal que este país es gloria bendita.
Dicen los que mandan que este país es maravilloso.
Es verdad.
Da gusto ver lo honrados que son los poderes del Estado aquí.
Un ejemplo de honestidad para el resto del mundo.
Aquí dicen que hay democracia y justicia
y que todo va muy bien jajajjajaajjajajjajajajajajaajajajaja.
Allá los inútiles con sus votos.
Que disfruten de su maravilloso estado de derecho.
Ya verás cuando haya que pagar la deuda.
En vez de pensiones darán altramuces.
Quizás algunos pronto tengan que comerse el himno y la bandera.
Vengo de la playa lluviosa.
Ni un alma de punta a punta.
Con la mente elimino todo lo artificial
y ahora estoy disfrutando del mundo como era.
Debía ser todo tan bonito.
Tan perfecto.
Sin humos.
Sin plásticos.
Sin cruceros para atontados en el horizonte...
De playa a playa.
Tengo cinco o seis años.
Playa de Llançà en la Costa Brava.
Un alemán me salva de morir ahogado.
Mis padres no sé qué estaban haciendo  pero casi la palmo...
Me bebí una buena parte de la playa.
Hoy me habrían denunciado los otros bañistas.
Porque me tragué parte de su agua.
Me habrían denunciado a la imparcial y exquisista justicia que nos protege.
Jajajajajjajaa...
Por delito de odio o algo una idiotez propia de esta democracia subnormal.
En fin.
No hay más ciego que el que no quiere ver.
El día ha sido tonto desde primera hora.
No sé qué pasa los días de lluvia pero los energúmenos están más torpes.
Y se esconden en sus despachos.
En los pasillos hay silencio del bueno.
Debe ser algo genético, de la época de las cuevas y los bichos grandes.
De esa época sólo han quedado los bichos.
Eso sí.
Son más pequeños.
Y más malos.
Ahora hay aproximadamente unos siete mil quinientos millones y subiendo.
La gran mayoría asiáticos.
Los futuros amos del mundo.
Yo creo que aquí tendrían que cambiar la bandera
para ir preparándose para el futuro que le espera al gran imperio español.
En vez del escudo ese tan feo podrían poner un pato laqueado.
O una bandeja de rollos de primavera.
O una cabra china.
O una estatua de una vírgen amarilla.
Y a los reyes hay que llamarlos ya mandarines 
y a sus descendientes, mandarichinorris o algo parecido.
Eso sería visto por los asiáticos
concretamente por los chinos 
como una muestra de buena voluntad
y también de peloteo cobarde y cagón para con los poderosos.
Vamos... lo de siempre en este país.
Perdiendo todas las guerras desde hace yoquésé...
Menos una, la de masacrar a tu población.
Esa la ganaron.
Junto a los nazis y los fascistas italianos
bombardeando pueblos y ciudades con total impunidad.
Y ahí siguen sus descendientes.
Mandando y mandando.
Es lo que tiene la falta de cultura.
Además si en cada elección engañan a la gente como chinos...
Está claro.
Mejor los chinos.
Mucho mejor.
Estos de aquí son una estirpe enferma de psicópatas y ladrones.
Creo que sí, que hay que rendirse a los chinos.
Antes de que nos esclavicen a hostias.
Y hay que adoptar sus costumbres.
Escupir por todas partes y dejar ya de comer pipas
que joder.... parece un puto país de loros con caras antiguas.
Y en nochevieja en vez de la payasada de las uvas
no sería mala idea tomarse doce cucharaditas de fideos con arroz.
Y el ejército lo podríamos hacer de terracota como los guerreros de Xian.
Saldría mucho más barato y lo podríamos exponer en algún almacen de Shanghai.
Typical Spanish Army Terracota Soleá y Oléeeeeeeeeeee.
Y también podríamos exponer estatuas de cera
de los políticos y periodistas de todo por la patria (por la pasta)
esos que tienen  cara de tener antepasados
que procreaban entre ellos
causando el terrible resultado que la genética suele dar en esos casos.
De esos tenemos a patadas, sólo hay que ir cambiando de canal en la tele.
Centenares de engendros de todo por la patria (por la pasta).
Tienen cara del siglo XVI y cerebro de mono vicioso.
Y con lo que recaudaramos de las entradas 
podríamos operar los ojos de todo el país
y que nos los dejaran bien achinados y si puede ser sin legañas patriotas.
Y quizás... si hacemos todo eso los asiáticos no nos den cualquier día una patada en el culo.

11 de febrero de 2018

NADA ES LO QUE PARECE

Nada es lo que parece.
Cada día es un poema nuevo.
Un poema que nace.
Y a veces sonríe.
Un poema que crece.
Y a veces se ilusiona.
Un poema que languidece.
Y siempre... siempre muere.

10 de febrero de 2018

CRUCE DE CAMINOS

Cruce de caminos.
Qué hacer?
Cuál tomar?
Da igual.
Todos llevan
a ninguna parte.

9 de febrero de 2018

NOTIFICACIÓN

Desde ahora mismo
todas las musas
medio novias
y similares
estáis despedidas.
Por inútiles y negligentes.

8 de febrero de 2018

CUATRO VIEJAS HINCHADAS DE ANÍS

Frío.
Hielo y algo de nieve.
Salgo a dar una vuelta.
Cuatro viejas
hinchadas de anís
persiguiéndose unas a otras
y arrojándose el hielo
que había acumulado
sobre las mesas
de las terrazas del paseo.
Riendo como locas
y todo el rato
a punto de caerse.
Una con las gafas
colgando de una oreja.
Otra mirándome
con la cara desencajada.
Las otras dos
asustando a los niños
con sus risas alcoholizadas.
Dan miedo.
Huyo otra vez.
Con que no existía el Yeti eh?
Cuatro Yetis!!!

7 de febrero de 2018

DESPACITO

Hoy no dejo de pensar en ti.
A todas horas.
En todas partes.
Latido a latido.
Ahora mismo te imagino
sentada aquí junto a mí.
Mirándome.
Hablándome.
Insinuándote.
Escotada.
Sexy.
Sensual.
Y yo me levanto.
Y pongo música.
Y te guiño un ojo.
Y me sacas la lengua.
Y te levantas.
Y te contoneas.
Y bailas muy erótica.
Y te digo si quieres una copa.
Y me dices que sí.
Y voy a prepararla.
Y sin hacer ruido
abro la puerta despacito.
Y me escapo.
A toda velocidad.
Y no dejo de correr.
Y pido auxilio internacional.

6 de febrero de 2018

CALEIDOSCOPOEMAS 7

Todavía tengo el frío en los huesos.
Seis de la mañana.
El agua de las piscina estaba helada.
Nado y nado y sigue estando helada.
No hay manera de entrar en calor.
Después...
El pasillo hacia los vestuarios helado.
El vestuario helado.
De repente soy un Toro Polar.
Empiezo a pensar que nos querían congelar
y vender como besugos pescados en el mar de Japón.
Se acabó la piscina.
Se acabó la tortura.
A partir de mañana haré deporte con el pensamiento.
Bien tapado en la cama.
Nadaré estilo vago.
Yo creo que tengo un futuro espléndido en esa modalidad.
Incluso puedo intentar batir el récord mundial de nada de nada.
En fin, un desastre.
El resto del día ya no he levantado cabeza.
De estornudo en estornudo
dando un glorioso espectáculo
por todos los escenarios agrietados y deprimentes
que cada día frecuento.
No importa.
Los figurantes de esos escenarios están medio muertos.
Enterrados en vida.
Como yo.
Si los contagio y se mueren el mundo seguirá girando.
Tan tranquilamente.
Las lágrimas no inundarán las calles.
Esos figurantes que aparecen en mis días
juegan a imaginar futuros que jamás se cumplen
y se llenan la boca de castillos en el aire.
Y siempre me los querían vender.
Sabiendo que son falsos.
Castillos con fantasma, claro: ellos.
Me harté de toda esa gente.
Y ya no sé nada de sus vidas.
Siempre lo mismo.
Las mismas sandeces.
Las mismas mentiras.
Las mismas falsedades.
Las mismas hipocresías.
Bastante hice con no arrojarlos por la ventana
que muchos de ellos sin duda lo merecían.
Ha ido pasando el tiempo y ya no recuerdo ni los nombres.
Las caras si que me suenan.
Son las mismas que cuando me relacionaba con ellos.
Bueno, las mismas, no.
Se han estropeado bastante.
No hacen deporte, sólo hablan y hablan y hablan
y mienten y mienten y mienten y mienten y mienten
y claro.... papadas monstruosas y laringes como tuberías.
Voy a contar un secreto.
Soy uno de los mejores fabricantes de desiertos del mundo.
Empecé de bien pequeño negándome a ir a las farsas familiares:
comuniones, bodas, entierros y demás celebraciones lamentables.
Decapitada la familia me dediqué con ahínco al mundo de los "amigos".
He de decir que el tiempo ha sido un ayudante de valor incalculable.
Decapitados la familia y los amigos
fui a por los "compañeros de trabajo"
y reconozco sin modestia alguna
que los resultados obtenidos han sido espectaculares.
Resumiendo, tengo desiertos de todo tipo.
Ausencias de primera.
Recuerdos amarillentos para dar y regalar.
Nostalgias enfermizas en cualquier aparador de mis años.
Memorias repletas de gente mentirosa.
Y todo lo tengo de oferta.
Rebajas todo el año.
Se pueden comprar por unidades o en packs de surtidos diferentes.
Trozos de vida para coleccionistas descerebrados que quieran invertir.
Porque el futuro es un misterio.
Igual eso que ahora no vale nada de aquí un tiempo se revalorizará.
Aunque yo no apostaría por ello.
En realidad tanto yo como la gente que he conocido somos bien poca cosa.
Gente de relleno.
De usar y tirar.
Hemos ido caminando por la vida sin hacer nada destacable.
Han ido pasando los años y los peores augurios se han ido confirmando.
No pasaremos ninguno a la historia.
Quizás alguno a la historia de los establecimientos penales pero poco más.
Sigo estornudando.
Ahora es cuando tendría que entrar por la puerta un hada nórdica
y decirme que me estirara en la cama para untarme entero de Vics Vaporub.
Y hacerme compañía hasta que me restableciera.
Pero no.
Las hadas son unas malditas perezosas.
Y no les da la gana de alejarse de los cuentos.
Mucha varita mágica pero luego nada de nada.
Empiezo a pensar que las hadas tambien son gentuza.
Ya me he hartado de ellas.
Voy a fabricarme ahora mismo un desierto de hadas.
Y luego que no vengan todas a llorarme y a pedirme perdón.
No.
Ya no quiero saber nada más de esas sinvergüenzas.
Mejor solo que mal acompañado.
Además no estoy tan solo.
De hecho estoy en una fiesta.
Una juerga inolvidable.
Aquí, a mi lado, mirándome con ojos alegres
hay una docena de hermosos estornudos que no paran de reír, cantar y bailar.

5 de febrero de 2018

FLOR DE AMOR

En la sombra
de los besos.
En un suspiro
del tiempo.
En el secreto
de su corazón.
En un jarrón
de pena y silencio.
Una flor
de amor
se está muriendo.

4 de febrero de 2018

CALEIDOSCOPOEMAS 6

Me gusta oír el retumbe de la persiana.
Es el viento el que me llama.
Es el viento el que quiere contarme cosas.
Al final me asomo por la ventana.
Lluvia fría.
Calle inhóspita.
Silencio de estepa.
El viento me acaricia.
Y me hace sentir pequeño.
Como entonces.
Apenas diez años.
Vuelvo atrás.
Y aparecen charcos helados
en la parada del autobús escolar.
Estoy saltando sobre ellos y río...
Esas carcajadas de invierno infantil
se dibujan ahora mismo en mi sonrisa.
Eran tiempos de cromos y canicas.
De regaliz y lecciones memorizadas.
De horizontes infinitos.
Y sin embargo...
Contra todo pronóstico he llegado hasta hoy
después de recibir un buen número de zarpazos.
Suena el teléfono.
Se me rompe el poema.
Una voz me cuenta cosas que ya me cansan.
Y no sé disimular.
Me hablan, me hablan y me hablan
y yo mientras tanto intento reanimar este poema.
Pero se me muere.
Se me muere el pobrecillo.
Los versos van dejando de respirar
y sus palabras se tiñen de malos presagios.
Le hago la respiración asistida.
Lo zarandeo. 
Igual que aquella mujer que volvió a la vida.
Qué será de ella?
La soledad y la noche estaban clavando su ataúd.
Y yo les desbaraté la faena.
A veces pienso en tantas cosas raras que me han pasado...
Sueños premonitorios.
Situaciones imposibles.
Gente muerta que me hablaba para salvar a su hijo.
Y lo salvé.
Cosas inexplicables.
No logro desentrañarlas.
Quizá se lo preguntaré al viento que sigue insistiendo.
Aunque me temo que tampoco tendrá las respuestas.
El viento insiste.
Insiste sin parar.
Oigo retumbar mi nombre en su aliento helado.
Este viento me gusta, por fin alguien parece quererme de verdad.